Activar las semillas es un proceso fácil con el cual logramos aumentar el valor nutricional de éstas, asi cómo su digestibilidad también la eliminación de antinutrientes presentes en las semillas y frutos secos crudos.

Con “activar” la semilla nos referimos a activarle su proceso de germinación al sumergirla en agua por algunas horas. La cantidad de horas dependerá del grosor de la semilla, entre 3-4 horas en caso de semillas pequeñas hasta 10-12 horas en caso de semillas gruesas.

 

 

Compartir: