"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

Asocian la contaminación del aire con el éxito de la FIV

Las mujeres que tratan de concebir mediante la fertilización in vitro (FIV) y están expuestas a una mayor contaminación del aire tendrían menos posibilidad de éxito, de acuerdo a un nuevo estudio.

Los hallazgos se suman a las evidencias de que la calidad del aire tendría efectos sutiles en la reproducción. Varios estudios habían asociado la exposición a la contaminación del aire durante el embarazo con un aumento del riesgo de parto prematuro y bajo peso al nacer.

Pero se desconoce aún si la mala calidad del aire es la responsable. El nuevo estudio, sobre 7.400 mujeres en Estados Unidos tratadas con FIV durante siete años, apunta a una relación compleja.

El dióxido de nitrógeno (NO2) que producen los escapes de los automóviles está asociado con una reducción del éxito de la FIV. Cuando los niveles de NO2 superaban el nivel aceptable cerca del hogar de una mujer o de un laboratorio de FIV, ya sea en algún momento del proceso de FIV o la gestación, disminuían las posibilidades de lograr el embarazo.

Los resultados son más complejos cuando se trata de otra sustancia contaminante, el ozono.

La exposición a altos niveles de ozono después del implante del embrión en el útero estuvo asociada con una disminución de la posibilidad de lograr un embarazo. Pero esa exposición durante la ovulación estuvo asociada con mejores posibilidades de tener un bebé.

Se desconocen los motivos de esos dos resultados. Pero los efectos positivos de la exposición al ozono revelarían un efecto “desconcertante” de los niveles de NO2, señaló el doctor Richard S. Legro, de la Escuela de Medicina de la Pennsylvania State University, en Hershey.

Es decir, los niveles de NO2 tienden a bajar a medida que aumentan los niveles de ozono y el NO2 fue el contaminante que se mantuvo asociado con una menor tasa de éxito de la FIV. “Eso va en contra de la idea de que los altos niveles de dióxido de nitrógeno son los responsables”, dijo Legro.

Pero destacó que las embarazadas o las que quieren estarlo, ya sea naturalmente o por FIV, “no deberían asustarse”. La relación entre los niveles de NO2 y el éxito de la FIV en el estudio fue estadísticamente significativa, no por azar. Pero, en la vida real, los efectos del NO2 serían “sutiles”.

El estudio, publicado en Human Reproduction, incluyó a 7.403 mujeres tratadas con FIV entre el 2000 y el 2007 en una de tres clínicas de fertilidad en Hershey, Nueva York y Rockville, es decir, áreas rurales, urbanas y suburbanas.

Legro dijo que el equipo se concentró en las mujeres tratadas con FIV porque así sabría la fecha exacta de ovulación, fertilización e implantación embrionaria en el útero. Eso permitió analizar la relación entre los niveles de contaminación y cada etapa del proceso de embarazo.

El equipo usó datos, reunidos durante siete años, de los monitores de calidad del aire del Gobierno más próximos al hogar de cada participante y de los centros de fertilidad.

El 36 por ciento de las participantes tuvo un bebé después del primer tratamiento por FIV. Pero eso disminuyó un 20 por ciento cuando los niveles de NO2 alrededor del hogar eran 0,01 partes por millón por encima del nivel promedio durante el uso de fármacos para estimular la ovulación.

Los mismos efectos se observaron al analizar los niveles de NO2 cerca de los centros médicos al momento de la obtención de óvulos y la fertilización y los niveles cerca del hogar de las mujeres tras la implantación embrionaria.

Aunque los laboratorios de FIV son entornos altamente controlados, la calidad interior del aire varía, indicó Legro.

Aun así, si bien el estudio apunta a una relación entre la contaminación del aire, especialmente con NO2, y los resultados de la FIV, no prueba una relación causa-efecto. “No podemos explicar el mecanismo, ni podemos decir que (por ejemplo) la mala calidad del aire afecta la calidad de los óvulos”, concluyó.

FUENTE: Human Reproduction, online 13 de marzo del 2010.

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?