"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

Comer más porotos y menos arroz blanco reduciría casos diabetes

Los porotos y el arroz son una combinación clásica del hemisferio occidental, pero un estudio de Costa Rica revela que comer más porotos que arroz sería mejor para la salud.

En 2.000 hombres y mujeres, los autores hallaron que los que comúnmente reemplazaban una porción de arroz con una de porotos tenían un 35 por ciento menos posibilidades de presentar síntomas precursores de la diabetes.

“El organismo convierte fácilmente el arroz en azúcar. Es altamente procesado, puro almidón, que es una cadena larga de glucosa”, explicó Frank Hu, profesor de nutrición y epidemiología de la Escuela de Salud Pública de Harvard, quien participó del estudio.

“Comparados con el arroz, los porotos contienen más fibra, más proteína y un índice glucémico más bajo, lo que quiere decir que induce respuestas más bajas a la insulina”, dijo Hu.

El equipo analizó la dieta de casi 1.900 hombres y mujeres de Costa Rica que participaban en un estudio sobre factores de riesgo de la enfermedad cardíaca entre 1994 y el 2004. Ningún participante tenía diabetes al inicio del estudio.

A medida que Costa Rica se volvió más rica y urbanizada, creció el consumo de arroz y disminuyó el de porotos. En tanto, aumentó enormemente la tasa de diabetes del país. Y el arroz podría ser parcialmente responsable.

El equipo de Harvard halló que las personas que más arroz habían consumido tenían mayor incidencia de presión alta y de elevados niveles de azúcar y grasas peligrosas en sangre, como así también valores más bajos de colesterol “bueno”.

Esos factores, junto con elevados perímetros de cintura, son elementos del síndrome metabólico, un importante factor de riesgo de la diabetes tipo 2.

Los participantes que habían consumido por los menos dos porciones de porotos por cada porción de arroz solían tener bajo riesgo de desarrollar síndrome metabólico.

En los que habían reemplazado una porción de porotos con una de arroz blanco, el riesgo de desarrollar síndrome metabólico era un 35 por ciento más bajo, según precisan los investigadores en American Journal of Clinical Nutrition.

Los estadounidenses están consumiendo más arroz que nunca: de 4,31 kilogramos (kg) por persona en 1980 a 9,53 kg en el 2008, según informes oficiales. El consumo de porotos secos es significativamente menor, con 3,18 kg por persona, según el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

Esa, para Hu, es una tendencia negativa, en especial si la población consume arroz blanco en lugar de arroz integral. Una porción de arroz blanco “es como una barra de caramelo”, explicó. La tendencia “tendrá efectos metabólicos de largo plazo”.

El autor recomendó incluir más legumbres a la alimentación para reemplazar el arroz blanco y algo de carne roja.

Estos hallazgos no prueban que el arroz blanco aumente el riesgo de diabetes ni que los porotos lo reduzcan. En estudios previos, el mismo equipo había descubierto que comer arroz integral protegería de la diabetes tipo 2.

“No me sorprende que se hayan obtenido mejores resultados en los consumidores de porotos”, dijo David Jenkins, de la University of Toronto.

Jenkins, que desarrolló el concepto de índice glucémico para ayudar a los diabéticos a medir los efectos de distintos alimentos en el nivel de la glucosa en sangre, agregó: “Los porotos se destacan entre los alimentos de origen vegetal” por su efecto leve en el azúcar en sangre”.

“Como clase, (los porotos) son mucho más uniformes que otros alimentos”, finalizó Jenkins.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 3 de agosto del 2011

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?