"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

Los analgésicos comunes pueden dañar la audición

NUEVA YORK (Reuters Health) – La música alta o los ruidos fuertes no son lo único que afecta la audición. Un nuevo estudio reveló que el uso regular de analgésicos de venta libre también puede hacerlo, en especial en los hombres jóvenes.

Los autores hallaron que los menores de 50 años que consumían acetaminofeno más de dos veces por semana tenían el doble de riesgo que los que no lo hacían de sufrir pérdida de la audición. El acetaminofeno es el ingrediente activo del Tylenol y otros analgésicos.

Además, los hombres de esta edad que habitualmente tomaban ibuprofeno (el ingrediente activo del Advil) u otros antiinflamatorios no esteroides (AINE) por lo menos dos veces por semana tenían dos tercios más de riesgo de sufrir pérdida de la audición que el resto de los usuarios de los AINE.

Los que tomaban aspirina dos veces por semana tenían un tercio más de riesgo que el resto.

Entonces, ¿los hombres de mediana edad deberían eliminar los analgésicos del botiquín? No necesariamente, porque el riesgo real o absoluto de pérdida de la audición de cada persona es relativamente pequeño.

El riesgo absoluto de sufrir este trastorno en la población es del 1 por ciento anual. Los que toman un analgésico elevan ese porcentaje, explicó a Reuters Health la doctora Sharon G. Curhan, del Laboratorio Channing y el Brigham and Women’s Hospital, en Boston.

“Pero si se considera que las personas toman ese analgésico durante años, el riesgo a partir de los 10 años sería del 10 por ciento en la población general y proporcionalmente más alto en los que toman analgésicos”, dijo.

“Aunque son de venta libre, siguen siendo fármacos y tienen efectos adversos potenciales”, aclaró.

Curhan aconsejó que “si existe la necesidad de usarlos con regularidad, se debe consultar al médico sobre los riesgos, los beneficios y las alternativas posibles”.

Los resultados, publicados en American Journal of Medicine, surgen de unos 27.000 hombres que desde 1986 participan en Health Professionals’ Follow-Up Study.

Los pacientes, de entre 40 y 74 años al inicio del estudio, aportaron información sobre el uso de analgésicos, la pérdida de la audición y otros factores cada dos años, durante 18 años. En ese período, a 3.488 se les diagnosticó pérdida de la audición.

El riesgo general de sufrir disminución auditiva, tras considerar los factores de riesgo, fue un 12 por ciento mayor en los que tomaban aspirina por lo menos dos veces por semana que en los que la usaban con menos frecuencia.

Y fue un 21 por ciento mayor en los usuarios de AINE o acetaminofeno por lo menos dos veces por semana.

Entre los menores de 50 años, ese riesgo superó el 33, el 61 y el 99 por ciento cuando usaban, respectivamente, aspirina, AINE y acetaminofeno. Para los AINE y el acetaminofeno, el riesgo de perder la audición aumentó cuando el consumo se prolongaba en el tiempo.

Pero el consumo regular de aspirina no elevó el riesgo de pérdida de audición en mayores de 60 años. En ese grupo, la relación entre la disminución de la audición y el uso regular de AINE y de acetaminofeno fue más débil que en los menores de 50.

El equipo señaló que dosis muy altas de aspirina tienen efectos tóxicos en el oído, como pérdida reversible de la audición y tinnitus (zumbidos en el oído). Por otro lado, la aspirina en bajas dosis protegería de la pérdida de la audición debido al uso de ciertos antibióticos y el ruido excesivo.

Tomar dosis muy altas de AINE es tóxico para el oído animal y también existen estudios sobre la disminución auditiva en seres humanos

FUENTE: The American Journal of Medicine, marzo del 2010.

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?