"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

Más de 2.000 bebés vacunados muertos. El costo de hacer negocios

A principios de este mes (marzo de 2011), las autoridades japonesas ordenaron a los médicos para dejar de usar vacunas contra el neumococo y el Hib debido a que cuatro niños murieron después de recibir las vacunas. Sin embargo, la verdadera noticia no fue reportada: más de 2.000 bebés murieron en los Estados Unidos después de recibir las vacunas para estas mismas enfermedades, pero las autoridades se niegan a advertir a los padres y suspender la producción. Un examen de seguridad es vital para determinar los peligros y el necesario retiro de las vacunas para proteger a otros bebés estadounidenses de la discapacidad y la muerte.

Según Paul Offit, portavoz de los medios de comunicación para la industria de las vacunas “fue absurdo por aprte del Ministerio de Salud Japonés el suspender los programas de el Hib y neumococo.” Offit cree que las muertes fueron causadas probablemente por los pequeños Estados insulares, o las condiciones subyacentes, u otra causa, lo que sea, excepto las vacunas. A menudo, los niños se enferman y mueren por casualidad.

William Schaffner, presidente del departamento de medicina de la Vanderbilt University School of Medicine, cree que, al igual que Offit, las muertes son “muy probablemente … una coincidencia.” En un toque de ironía, también puede ser una coincidencia que Schaffner recibe dinero de los fabricantes de vacunas (cuyas acciones cotizan los precios más bajos después del anuncio de Japón) por obrar como consultores y hablar sobre las vacunas. Offit y Schaffner, nunca han visto a los niños muertos, ni han llevado a cabo autopsias, por lo que sus evaluaciones sobre la verdadera causa de la muerte no se basan en la ciencia.

De acuerdo con Shelly Burgess, un portavoz de la FDA, la FDA y los CDC “no han detectado nuevas preocupaciones de seguridad o patrones inusuales de presentación de informes.” Eso es raro, porque el Vaccine Adverse Event Reporting System (VAERS), operado conjuntamente por la FDA y los CDC, ha recibido más de 59.000 informes de reacciones adversas a las vacunas contra neumococo y Hib durante los últimos años. Más de la mitad de estos casos,30.094, requirieron hospitalización, con 2.169 muertes. Alrededor del 95 por ciento de estas muertes se produjeron en niños menores de tres años de edad.

En los últimos cinco años, a partir de 2006 hasta el 2010, 17.595 personas en los EE.UU. tuvieron reacciones adversas a las vacunas contra neumococo y Hib, 464 de estas personas murieron después de recibir sus vacunas. También hay que señalar que estas cifras sólo representan la cifra “oficial” de los informes de VAERS. El ex jefe de la FDA, David Kessler, ha estimado que por cada informe oficial de una reacción adversa al fármaco, alrededor de 100 personas más también fueron dañadas, pero no como para hacer un informe.

En Japón, la mayoría de las vacunas no son necesarias, por lo que las tácticas locas, coercitivas utilizadas por los funcionarios de las vacunas estadounidenses para vacunar a todos los niños de EE.UU. y los adultos no es universal. De hecho, los niños japoneses sólo se espera reciban vacunas contra la polio y la vacuna DTaP. Las vacunas contra el neumococo y el Hib se han añadido recientemente al calendario japonés, pero son opcionales. Compare esto con el calendario de vacunación de bebés de los EE.UU., saturado, peligroso y lucrativo: los bebés se espera reciban varias dosis de la polio, las vacunas DTaP, hepatitis B, neumococo, Hib, el rotavirus y la influenza.

En resumen, cuatro niños japoneses murieron después de recibir las vacunas y el Ministerio de Saludo Japonés de inmediato detuvo el programa de vacunación. Autoridades sanitarias de EE.UU. declararon que esta acción como “tonta”, aunque es probable que salvara a varios bebés del daño. En los Estados Unidos, miles de personas murieron después de recibir las vacunas para las mismas enfermedades, pero a las autoridades les importa un bledo. Las autoridades de los EE.UU. creen que los niños son prescindibles, un mercado garantizado, destinado a ser utilizados para beneficio comercial. La muerte y discapacidad de ciudadanos estadounidenses después de recibir las vacunas es tratado no más que como el costo de hacer negocios.

Fuentes:
Forbes (March 7, 2011).
MSNBC (March 7, 2011).
Daily Finance (March 8, 2011).
JAMA (June 2, 1993).
VAERS
www.medalerts.org

Artículo original: http://www.naturalnews.com/031820_vaccinations_babies.html

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?