"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

No creerás quién está dictando los cursos a los nutricionistas…

De acuerdo con la American Dietetic Association, los nutricionistas hoy en día reciben educación formal por parte de la compañía Coca-Cola sobre la seguridad de sus ingredientes. La Commission on Dietetic Registration de la ADA ha aprobado un programa creado por el “Instituto Coca Cola Company de Bebidas para la Salud y Bienestar” para educar a los nutricionistas acerca de lo que llaman “mitos urbanos” sobre la seguridad alimentaria.

El programa enseña que el flúor, el azúcar, los colorantes y edulcorantes no nutritivos se han “examinado cuidadosamente por sus efectos en la salud infantil, el crecimiento y el desarrollo”, y sugiere al nutricionista métodos que puede utilizar para ayudarlo a deshacerse de la “preocupación de los padres acerca de su salud de los niños. “

De acuerdo a la Alliance for Natural Health:

“Los materiales del programa incluyen joyas como esta: “la mayoría de los estudios hasta ahora no han encontrado una relación entre el azúcar y el comportamiento en los niños en general o los niños diagnosticados con trastorno de hiperactividad y déficit de atención.” Esto es sin duda una novedad para nosotros, ya que hemos visto muchos estudios que dicen lo contrario.

Fuente: Alliance for Natural Health June 14, 2011

Es importante entender que los médicos convencionales son los formadores y profesores de los nutricionistas y ellos simplemente repiten como loros lo que se les enseña. Hay algunos destacados especialistas en nutrición clínica certificada (CCNs) que entienden sobre la salud, pero son una minoría. Su nutricionista normal puede ser peligroso, ya que con autoridad podría “educarlo” a usted con información falsa que en realidad le puede hacer peor.

Es verdaderamente lamentable que no se pueda confiar en los consejos de aquellos a los que se les paga por ser expertos en alimentación y salud. Los nutricionistas pueden jugar un papel vital en ayudar a las personas a mejorar su salud, por desgracia, cuando su formación es creada por entidades como Coca Cola, ¿cuán sensata y digna de confianza puede ser en realidad?

Después de todo, Coca-Cola está en el negocio de vender azúcar líquido, o peor aún, los líquidos con sabor a edulcorantes artificiales con un gusto similar. No tienen absolutamente ningún incentivo de disuadir a nadie de su bebida, y qué mejor manera de proteger los beneficios que tener un ejército de nutricionistas “revienta mitos” que trabajan a su lado?

Nutricionistas enseñados a disipar “mitos urbanos” acerca de los ingredientes en alimentos

Hay muchos mitos que hay que disipar sobre los alimentos, pero que desafortunadamente no son los que disipó la formación permanente creada por la empresa Coca-Cola con su “Instituto de Bebidas para la Salud y Bienestar”(¿No es el nombre de un oxímoron?). Por el contrario, los “mitos” que se han destrozado aquí son los relacionados con el hecho de que los aditivos de alimentos, tales como flúor, azúcar, edulcorantes artificiales y colorantes de alimentos, pueden ser perjudiciales para su salud y la de sus hijos.

El programa “Recomendaciones dietéticas para niños: Cuando los mitos urbanos, opiniones, percepciones de los padres y las pruebas colisionan”, fue aprobado recientemente por el brazo de acreditación de la Asociación Dietética Americana, llamada la Comisión de Registro de Dietética (CDR). Dietistas registrados ganan créditos de la unidad de Educación Profesional si participan.

El programa “dice a los nutricionistas que el flúor, el azúcar, los colorantes y edulcorantes no nutritivos se han examinado cuidadosamente por sus efectos en la salud infantil, el crecimiento y el desarrollo”, escribe la Alliance for Natural Health.

Y además que, “el presentador, el Dr. Ronald Kleinman, explora conceptos erróneos frecuentes acerca de estos ingredientes alimentarios, y sugiere formas en que el nutricionista puede ayudar a sofocar la innecesaria preocupación de los padres sobre la salud de sus hijos. ”

En un momento en que muchos niños están sufriendo los efectos de la mala nutrición, es muy triste ver que a la industria de la comida chatarra se le permita “escribir el libro” con el cual los profesionales de la dieta se supone ayuden a sus clientes. Además, cemento mi recomendación de tomar tu salud en tus propias manos, y hacer tu propia investigación, en lugar de seguir ciegamente las recomendaciones de “las autoridades de la salud.”

Vamos a revisar algunos de los ingredientes acerca de los cuales los nutricionistas están siendo mal informados.

El fluor es una toxina conocida. ¡No es seguro!

En primer lugar, no hay duda alguna de que la adición de fluor a los suministros de agua bajo o a la sal con la excusa deprevenir la caries dental es un producto químico de residuos tóxicos que no debe ser utilizado por nadie, especialmente niños, ancianos o aquellos con problemas crónicos de salud.

Incluso el Centro para Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y la Asociación Dental Americana (ADA) advierten contra el uso de agua fluorada en la fórmula infantil, a pesar de que no han hecho ningún esfuerzo serio para difundir estas palabras y de hecho de realmente informar al público… Principalmente citan un aumento del riesgo de la desfiguración por fluorosis dental como la causa de preocupación, pero numerosos estudios han demostrado que el fluor puede tener efectos sobre la salud mucho más devastadores que las manchas los dientes.

Afortunadamente, hemos recorrido un largo camino en esta campaña de información, y cada vez más personas están tomando conciencia de los peligros de la fluoración del agua y de la sal.

Los Estados Unidos es uno de los ocho países en todo el mundo desarrollado que añade flúor a más del 50 por ciento de su suministro de agua. Esto a pesar del hecho de que no hay diferencia demostrada en un beneficio en la caries dental entre los países con agua fluorada y no fluorada, y no hay diferencia entre los estados que tienen un porcentaje alto o bajo de su agua fluorada, y a pesar de que numerosos estudios han documentado una larga lista de problemas de salud relacionados con el consumo de flúor, incluyendo:

– Aumento de la absorción de plomo (Ver info)
– Daño cerebral y disminución del cociente intelectual (ver info)
– Disminución en la función tiroidea (ver info)
– Formación inhibida de anticuerpos
– Síntesis de colágeno interrumpida
– Artritis
– Interrumpción del sistema inmunológico
– Daño genético y muerte celular
– Hiperactividad y/o letargo
– Demencia
– Cáncer de hueso (osteosarcoma)(ver info)
– Desarrollo de tumores y de la tasa de cáncer
– Trastornos musculares
– Fracturas de huesos (ver info)
– Inactiva 62 enzimas
– Daños al esperma e incrementa la infertilidad

La Red de Acción del flúor (The Fluoride Action Network) es un recurso extraordinario para la educación superior, y que está haciendo mucho para presionar al gobierno de los EE.UU. para el cambio. Estamos trabajando juntos para hacer frente a este problema. Una vez que lleguemos al punto de inflexión, que puede ser tan sólo un 5 por ciento de la población, vamos a ser capaces de revertir las políticas de la fluoración del agua.

 

¿Afecta el azúcar el comportamiento de los niños?

Este nuevo programa le enseñará a los nutricionistas que “la mayoría de los estudios hasta ahora no han encontrado una relación entre el azúcar y el comportamiento en los niños en general o los niños diagnosticados con trastorno de hiperactividad y déficit de atención.” Sin embargo, hay un montón de estudios que demuestran que lo contrario es cierto, y que el azúcar tiene un gran impacto en el estado de ánimo y comportamiento.

Por ejemplo, un estudio reciente publicado en la revista Psychology Today encontró un fuerte vínculo entre el alto consumo de azúcar y el riesgo de la depresión y la esquizofrenia. Hay al menos dos posibles mecanismos por el cual el consumo de azúcar refinado podría ejercer un efecto tóxico sobre la salud mental:

1- Azúcar suprime la actividad de una hormona de crecimiento clave en el cerebro llamada BDNF, que está excesivamente baja en la depresión y la esquizofrenia.
2- El azúcar también desencadena una cascada de reacciones químicas en su cuerpo que promueven la inflamación crónica. A largo plazo, la inflamación altera el normal funcionamiento de su sistema inmunológico, y altera la función cerebral.

También es un hecho bien conocido que la inflamación crónica desempeña un papel importante en las enfermedades del corazón, diabetes, artritis y cáncer. Por lo que consumir cantidades excesivas de azúcar realmente puede desencadenar una avalancha de acontecimientos negativos para la salud, tanto física como mental.

Una dieta alta en carbohidratos de azúcar, fructosa y almidón también provoca la liberación excesiva de insulina, que puede conducir a la caída de los niveles de azúcar en la sangre, o hipoglucemia. La hipoglucemia, a su vez, hace que su cerebro secrete glutamato en niveles que pueden causar agitación, depresión, ira, ansiedad y ataques de pánico.

Un estudio de 1985 publicado en Journal of Abnormal Psychology (ver) encontró que la reducción de la ingesta de azúcar tuvo un impacto positivo en las emociones. Y otra, “Los Angeles Probation Department Diet-Behavior Program: An Empirical Analysis of Six Institutional Settings” publicado en 1983, documentó los resultados cuando a los delincuentes juveniles se les dio un contenido reducido de azúcar e su dieta. Se observó una reducción del 44 por ciento en la incidencia de comportamiento antisocial durante los siguientes 3 meses, después de la puesta en práctica de la dieta revisada.

Entonces. ¿puede el azúcar afectar el comportamiento de su hijo?

Sí, puede.

Y si su hijo tiene problemas de conducta y/o de aprendizaje, ¿no tendría sentido limitar radicalmente el azúcar y la fructosa por algún tiempo para ver si algo cambia para mejor? Que, después de todo, es mucho más importante que lo que cualquier estudio o experto en salud tiene que decir al respecto.

¿Los edulcorantes artificiales son una alternativa segura?

Si usted ha leído esta web por cualquier cantidad de tiempo, ya sabe la respuesta a esa pregunta. No hay duda en mi mente que los edulcorantes artificiales pueden ser incluso peor que el azúcar y la fructosa, y hay evidencia científica para respaldar esta conclusión. He compilado una larga lista de estudios científicos sobre los efectos del aspartame, y cubren una amplia gama de preocupaciones, de cambios en el comportamiento y estados de ánimo, hasta daño cerebral, aumento de peso, parto prematuro y cáncer.

Así que por favor, haga su tarea en este tema, y no se deje llevar por nutricionistas hablando de dulces, médicos, o cualquier otro profesional de la salud que le dice que los edulcorantes artificiales han recibido la “luz verde” y son seguros de usar. Simplemente hay demasiada evidencia que apunta en la dirección opuesta. Puede ver algunos de ellos aquí: VER

Las ebidas y alimentos “diet” suelen ser comercializados apuntando a los diabéticos y personas que hacen dieta. Por desgracia, no hacen tampoco ningún bien.

En primer lugar, la investigación y los datos epidemiológicos sugieren que los edulcorantes artificiales como el aspartamo en realidad tienden a llevar a ganar peso. Una de las razones posibles de que el aspartamo cause aumento de peso se debe a que los dos aminoácidos que constituyen el 90 por ciento del aspartamo, fenilalanina y ácido aspártico, que se sabe que estimulan rápidamente la liberación de insulina y la leptina, dos hormonas que están estrechamente relacionadas con la saciedad y el almacenamiento de grasa. También son las principales hormonas que regulan el metabolismo.

Así que aunque usted no esté ingiriendo calorías en forma de azúcar, el aspartamo todavía puede aumentar su nivel de insulina y la leptina. Y estas, a su vez, son dos de las fuerzas impulsoras detrás de la obesidad y la diabetes. Existen también otros mecanismos que trabajan en promción del aumento de peso y no con la pérdida de peso cuando se consume aspartamo.

Ver más sobre el aspartamo aqui

Lo que dice la ciencia sobre los colorantes de alimentos

El tema de si los aditivos alimentarios, tales como colorantes artificiales contribuyen o no a los problemas conductuales en los niños ha sido cuestionada por muchos años, y los nutricionistas continuarán induciendo a los padres al error si creen lo que Coca-Cola Company les dice …

Como ejemplo de lo que los investigadores han descubierto sobre este tema, eche un vistazo a este estudio cuidadosamente diseñada, aleatorizado, con doble ciego, controlado con placebo y publicado en la revista The Lancet, hace cuatro años, que llegó a la conclusión de que:

“Los colores artificiales o conservantes como benzoato de sodio (o ambos) en la dieta dieron como resultado el aumento de la hiperactividad en niños de 3 años y de 8/9 años en la población general.”

Los siete ingredientes probados en el estudio incluyeron:

– Benzoato de sodio (E211)
– Amarillo anaranjado (E110)
– Amarillo de quinoleína (E104)
– Carmoisina (E122)
– Tartrazina (E102)
– Ponceau 4R (E124)
– Rojo allura AC (E129)

Los resultados de este estudio llevó a la British Food Standards Agency (FSA) a emitir de inmediato un aviso a los padres, advirtiéndoles de limitar el consumo a sus hijos de aditivos si se dan cuenta de alún efecto en el comportamiento.

Las peores respuestas de comportamiento a los aditivos se observaron en los tres años de edad, en comparación con los niños mayores en el estudio. Pero incluso dentro de cada grupo de edad, algunos niños respondieron con mucha fuerza, y otros nada en absoluto, lo que indica que existen diferencias individuales en la forma en que su cuerpo puede tolerar el asalto de los aditivos artificiales.

Una teoría es que los aditivos pueden desencadenar una liberación de histaminas en algunos niños sensibles. Sin embargo, creo que los aditivos alimentarios, tales como conservantes, edulcorantes y colorantes se deben evitar tanto como sea posible, independientemente de si tienen un marcado efecto o no, ya que claramente no tienen ningún valor nutricional redentor, y puede llevar a mayores riesgos a la salud a largo plazo.

Fuente: Mercola.com

Fuente: anh-usa.org/dietitians-are-buying-cokes-line/

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?