"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

Arsénico y metales tóxicos se encuentran en alimentos para bebés

En los alimentos para lactantes usados para destetar de la leche a los bebés se han encontrado “alarmantes” niveles de contaminantes tóxicos como el arsénico, el plomo y el cadmio.

Anoche hubieron llamadas de urgencia sobre nuevas normas de seguridad para controlar la presencia venenos en los alimentos destinados a niños pequeños.
Los hallazgos provienen de funcionarios de la Agencia de Normas Alimentarias y la Comisión Europea que están llevando a cabo una revisión urgente para establecer nuevos límites para la exposición a largo plazo de estos contaminantes en los alimentos.

Los productos analizados por los investigadores fueron hechos por los principales fabricantes de alimentos infantiles incluyendo Organix, Hipp, Nestlé y Holle, algunos de los cuales están disponibles en supermercados británicos.

Los investigadores encontraron que alimentar a los lactantes dos veces al día con comida para bebés comprada en la tienda, como ser arroz con leche puede aumentar su exposición al arsénico hasta en cincuenta veces en comparación con la lactancia materna.

La exposición a otros metales tóxicos como el cadmio, que se sabe causa daños neurológicos y renales, se incrementa hasta 150 veces en algunos de los alimentos probados por científicos suecos, mientras que el plomo aumentó hasta ocho veces.

Aunque ninguno de los niveles de los elementos tóxicos que se encuentraron en los alimentos superaron los límites oficiales de seguridad, los científicos creen que todavía son motivo de preocupación si se alimenta a niños muy jóvenes y han exigido nuevas directrices para restringir su presencia en los alimentos.

Los niños pequeños se cree que son particularmente vulnerables a estas sustancias, ya que están pasando por un rápido desarrollo.

Escribiendo en la revista de Química de los Alimentos, los científicos de la Unidad de Metales y Salud en el IKarolinska Institutet en Estocolmo, Suecia, donde se llevó a cabo la investigación, dijeron: “Es alarmante que estos alimentos complementarios también pueden introducir grandes cantidades de elementos tóxicos como el arsénico, cadmio, plomo y uranio, principalmente de sus materias primas.
“Estos elementos tienen que mantenerse a un mínimo absoluto en los productos alimenticios destinados al consumo infantil.
“En los alimentos para lactantes, las altas concentraciones de arsénico en los alimentos basados ​​en el arroz son motivo de especial preocupación”.

Los expertos creen ahora que no hay límites de seguridad para el arsénico y los fabricantes deben hacer más esfuerzos para eliminarlo de su comida.
El profesor Andrew Meharg, biogeoquímico de la Universidad de Aberdeen, que ha estudiado la presencia de arsénico en el arroz, dijo que la última investigación puso de relieve la necesidad urgente de nuevas restricciones sobre el arsénico y otros elementos tóxicos en los alimentos.
Dijo: “Para un adulto con un consumo medio de arroz todos los días, no hay mucha diferencia, pero para los bebés pequeños, que son los receptores más vulnerables debemos hacer todo lo posible para reducir ese riesgo Usted no quiere dañar del ADN de su hijo durante el desarrollo infantil.
“Hay maneras de disminuir la carga de tóxicos en los alimentos. Sólo recientemente que ha empezado a utilizar arroz en los alimentos infantiles y fórmulas. Usted puede reducir el arsénico en los alimentos infantiles con gran rapidez abasteciéndose de arroz de diferentes partes del mundo. Usted puede reducir en cuatro o cinco veces la cantidad por seleccionar cuidadosamente el arroz.”

Los investigadores probaron nueve marcas diferentes de alimentos para bebés, que estaban destinados a alimentar a los niños de la edad de cuatro meses de edad, y nueve fórmulas de leche infantil.
Encontraron que en comparación con la leche materna, los alimentos del bebé tenían niveles elevados de contaminantes tóxicos que miden en microgramos, una millonésima de gramo.

El límite de ingesta diaria segura para el arsénico fue establecido por la Organización Mundial de la Salud como dos microgramos por cada kilogramo de peso corporal, pero esto fue suspendido a principios de este año en medio de la creciente evidencia de que el arsénico puede causar cáncer, incluso a niveles bajos.

Los límites para el plomo también han sido suspendidos mientras que para el cadmio es un microgramo por cada kilogramo de peso corporal.
El arsénico y otros metales pesados ​​encontrados en el estudio a menudo se encuentran en los alimentos, ya que se absorbe en el suelo por las plantas como el arroz, el trigo y la avena.

Entre los alimentos para bebés que contienen niveles elevados de arsénico, cadmio y plomo en las pruebas hechas por los investigadores está Organix First Organic Whole Grain Baby Rice, en el que se encontró un contenido de dos microgramos de arsénico por parte, junto con 0,03 microgramos de cadmio y 0,09 microgramos de plomo. Este producto se vende en Boots en el Reino Unido.

HiPP Organic Peach and Banana Breakfast, que se vende en los supermercados en el Reino Unido como Tesco, figura con 1.7 microgramos de arsénico, 0.13 microgramos de cadmio y 0.33 microgramos de plomo.
Copos de arroz Holle Orgánica, que es vendido por minoristas especializados, se encontró que contenía 7,3 microgramos de arsénico por porción – el más alto encontrado en el estudio -, junto con 0,38 microgramos de cadmio y 0.26 microgramos de plomo.

En Suecia, la Dirección Nacional de Alimentos está llevando a cabo su propia revisión de los elementos tóxicos y metales en los alimentos infantiles y alimentos para niños mayores como resultado de la investigación. Los resultados serán reportados a la Autoridad Europea de Seguridad y la Comisión Europea, que es responsable de establecer los límites de inocuidad de los alimentos.

The Sunday Telegraph se contactó con cada uno de los principales fabricantes de primeras marcas de alimentos para bebés vendidos en el Reino Unido, pero la mayoría se negó a revelar los niveles de contaminantes tóxicos que se encuentran en sus productos. Heinz, Cow & Gate, Nestlé, y HiPP todos insistieron en que sus alimentos contenían niveles que están dentro de los límites de seguridad.

El Dr. Karin Ljung, quien dirigió la investigación sueca, dijo: “Los productores dirán que no están por encima de los valores de referencia y es verdad – que están siguiendo todas las reglas.
“El problema es que las directrices no se basan en la exposición infantil. A medida que es cada vez más la información que sale, puede ser el momento de reconsiderar lo que son estos límites de seguridad.”
Añadió que la lactancia materna hasta que los bebés tuvieran seis meses de edad le parecía ser la mejor manera de mantener la exposición a estos contaminantes tóxicos lo más bajo posible, ya que parecían ser filtrados por los cuerpos de las madres.

Actualmente no hay reglamentos en toda la UE para los niveles de arsénico en los alimentos después de que la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria dictaminó que los límites de seguridad anteriores eran insuficientes.

Jackie Schneider, de la Campaña de Alimentación de Niños, dijo: “Esperamos la total transparencia de los fabricantes de alimentos para bebés y estamos decepcionados de que estén optando por no compartir los datos pertinentes.
“Los padres no son tontos y merecen ver los hechos para que puedan tomar una decisión informada”

Un portavoz de la Agencia de Normas Alimentarias, dijo que revisiones anteriores de los niveles de elementos tóxicos en alimentos para bebés se encontraron estar presentes en niveles bajos.
Y agregó: “La Agencia está activamente con la Comisión Europea revisando y estableciendo límites a largo plazo de estos contaminantes ambientales en los alimentos.”

Un portavoz de la Asociación Británica de Especialistas en Nutrición, el organismo de comercio para los productores de alimentos para bebés en el Reino Unido, dijo: “Los miembros de BSNA cuidadosamente seleccionan y controlan sus ingredientes, así como la comida para bebés, para garantizar que son seguros para los niños.

“La selección de los ingredientes adecuados asegura la más baja aparición posible de determinadas sustancias de origen natural. Ingredientes que no cumplan con estrictas especificaciones no se utilizan en los alimentos infantiles.”

Un portavoz de HiPP insistió que los niveles de arsénico y cadmio en sus Orgánica Peach y Avena Banana estaban bajo los límites de consumo diario oficial y lo estaban a salvo como parte de una dieta diaria.
Ella dijo: “Los niveles de cadmio y arsénico en los productos Hipp están a salvo y todas las materias primas son rutinariamente sometidas a pruebas según los criterios más estrictos de calidad.”

Un portavoz de Organix dijo: “Organix opera pruebas rigurosas del producto final para garantizar la seguridad alimentaria, es un seguimiento regular. Esto incluye la verificación de elementos alergénicos microbiológicos o los residuos de plaguicidas.
“Nuestras nuevas pruebas de los productos finales y materias primas muestran resultados que se ajustan a la norma actual de alimentos del Reino Unido. Seguimos supervisando los resultados de nuestros propios internos, junto con las de nuestros proveedores.

“Tenga por seguro que estamos totalmente contemplamos las directrices tanto de la Food Standards Agency y las nuevas investigaciones y continuaremos haciéndolo.”

Un portavoz de Plum agregó: “muestras de nuestra receta muestran que los niveles de arsénico son muy inferiores a los de este último estudio, y otra vez estos se encuentran dentro de los límites generalmente considerados como seguros y aceptables.”

Nestlé dijo que no recomienda el uso de cereales para bebés antes de los seis meses de edad, pero que selecciona sus materias primas para asegurar que las sustancias absorbidas en el suelo sean tan bajas como fuera posible.

Fuente: telegraph.co.uk

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?