"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

Advierten de que los cultivos de Monsanto provocan abortos en los animales

Mientras en Uruguay se continúa aplicando masivamente el herbicida Round up (glifosato) y promoviendo la expansión de más y más cultivos transgénicos, surgen bien fundadas voces de alarma en el país donde se los produce y desde donde se los promueve: los Estados Unidos.

En estos momentos está circulando ampliamente una carta abierta al Ministro de Agricultura de ese país (Tom Vilsack), redactada por el Profesor Huber, profesor emérito de la Universidad de Purdue.

Cabe destacar que el profesor Huber no es una persona cualquiera sino que, como lo expresa en su carta, durante los últimos 40 años ha sido “un científico en las agencias profesionales y militares que evalúan y hacen preparativos para enfrentar amenazas biológicas naturales y fabricadas por el hombre, incluyendo guerra biológica y ocurrencia de epidemias”.

El profesor Huber informa al Ministro acerca del descubrimiento reciente de un agente patógeno solo visible a través de microscopio electrónico “que parece impactar significativamente en la salud de plantas, animales y probablemente seres humanos”. A continuación agrega que “en base a la revisión de la información [dicho patógeno] se ha difundido ampliamente, es muy peligroso y se lo encuentra en concentraciones mucho mayores en soja y maíz Roundup Ready (RR), lo que sugiere un vínculo con el gen RR o, más probablemente, con la presencia de Roundup”.

La que ahora es una carta abierta había sido enviada al Ministro el 16 de enero, en momentos en que éste estaba a punto de aprobar la alfalfa transgénica RR (Round up Ready) de Monsanto. En la misma el Prof. Huber decía:

“Estamos informando tempranamente sobre nuestros hallazgos al Departamento de Agricultura (USDA) específicamente debido a su pendiente decisión sobre la aprobación de la alfalfa RR. Naturalmente, ya sea si el gen RR o el propio Roundup es un promotor o co-factor de este patógeno, entonces tal aprobación podría ser una calamidad. En base a la evidencia disponible, la única línea razonable de acción en estos momentos sería la de diferir la desregulación al menos hasta que hayan datos suficientes para exonerar al sistema RR, en caso de que ello ocurra”.

Dado que el Ministro hizo caso omiso a las pruebas científicas contenidas en la carta y autorizó el cultivo de la alfalfa transgénica de Monsanto, el profesor Huber decidió hacer pública su carta, en la que resume las principales característica e impactos de este patógeno. Al respecto dice que:

– “Existen fuertes evidencias de que este agente infeccioso promueve enfermedades tanto en plantas como en mamíferos, lo que es muy raro”.

– “Se lo encuentra en altas concentraciones en harina de soja y maíz Roundup Ready, en harinas destiladas, en productos alimenticios fermentados, en contenidos del estómago de cerdos y en placentas de cerdos y vacas”.

– “el organismo abunda en plantas infectadas con dos enfermedades que están haciendo disminuir los rendimientos de los cultivos y los ingresos de los agricultores: el síndrome de muerte súbita [sudden death syndrome – SDS] en soja y el marchitamiento de Goss [Goss’ wilt] en maíz.”

– “Ensayos de laboratorio han confirmado la presencia de este organismo en una amplia variedad de bovinos que han experimentado abortos espontáneos e infertilidad … Este patógeno puede ser la explicación de la creciente frecuencia de infertilidad y abortos espontáneos durante los últimos años en la cría de ganado de carne, lechero, suino y caballar. Estos incluyen recientes informes de tasas de infertilidad en vacas lecheras superiores al 20% y de abortos espontáneos en ganado vacuno en el entorno del 45%”.

En sus recomendaciones, el Prof. Huber aporta aún más datos para justificar “una moratoria inmediata sobre la desregulación de cultivos RR”. Entre ellos vale la pena destacar el siguiente:

“Urge estudiar si los efectos secundarios del uso del glifosato pueden haber facilitado el desarrollo de este patógeno, o haberle permitido causar mayores daños a plantas y animales debilitados. Está bien documentado que el glifosato promueve el desarrollo de patógenos en el suelo y que está actualmente implicado en el desarrollo de más de 40 enfermedades de plantas” Entre los principales efectos, destaca que el glifosato “desmantela las defensas de las plantas” y “reduce la biodisponibilidad de nutrientes en los alimentos, lo que a su vez puede causar trastornos en los animales”.

En Uruguay existe casi 1 millón de hectáreas sembradas con soja RR y el uso del Roundup se ha convertido en práctica común en el millón de hectáreas forestadas y en muchas otras actividades. Ello implica que tanto la ganadería lechera como la de de carne podrían verse afectadas por infertilidad y abortos vinculados al uso del Roundup. Sería importante por tanto encarar estudios para saber si ello ya está ocurriendo y para tratar de identificar la presencia en Uruguay del peligroso patógeno recién descubierto en Estados Unidos.

Carta abierta de Don M. Huber, catedrático emérito de la Universidad de Purdue, al Ministro estadounidense de Agricultura, Tom Vilsack: 

Estimado Secretario Vilsack:

Un equipo de expertos en flora y fauna recientemente llamó mi atención sobre el descubrimiento de un patógeno microscópico que parece impactar de forma significativa sobre la salud de las plantas, los animales y probablemente el ser humano. Los datos indican que está muy extendido, es muy grave y que se encuentra en concentraciones muy superiores en las semillas de soja y en el maíz Roundup Ready (RR), lo que indica que podría existir un vínculo entre dicho patógeno y el gen RR, o más probablemente la presencia de Roundup. Es la primera vez que la ciencia detecta tal organismo, que parece ser NUEVO.

Esta información, de suma delicadeza, podría llevar al colapso de los mercados estadounidenses de exportación de soja y maíz y provocar graves problemas en el abastecimiento interno de alimentos y piensos. Por otro lado, el nuevo organismo podría ser el responsable de ciertos fenómenos dañinos que ya han tenido lugar (véase abajo). Por este motivo, mis colegas y yo continuamos investigando con la mayor celeridad y discreción de que somos capaces, y solicitamos la colaboración del USDA (ministerio estadounidense de agricultura) y otras instituciones para identificar la fuente del patógeno, su prevalencia, implicaciones y soluciones.

La necesidad de informar al USDA de nuestros descubrimientos en esta etapa previa a las conclusiones surge en especial con motivo de su deliberación sobre la liberalización de la alfalfa RR. En caso de que los cultivos RR o el herbicida Roundup fueran promotores o co-factores de este patógeno, tal liberalización podría resultar una calamidad. Basados en las pruebas existentes, la única acción razonable en este momento sería retrasarla, al menos hasta que una cantidad suficiente de pruebas exoneraran al sistema RR, en caso de que esto ocurriera.

Durante los pasados 40 años he trabajado como científico en agencias profesionales y militares, que se encargan de  evaluar el riesgo y prepararse ante las amenazas biológicas naturales y provocadas por el hombre, incluida la guerra biológica y las epidemias. Me baso en dicha experiencia para afirmar que la amenaza a que nos enfrentamos debido a este patógeno es única y de un altísimo riesgo. En otras palabras, el caso debería ser tratado como una emergencia.

Un grupo de investigadores especialistas en diferentes sectores ha estado trabajando en este asunto y ha aportado las diversas piezas de un puzle que, una vez ensamblado, presenta el preocupante escenario que se expone a continuación:

Propiedades Físicas Únicas

Este organismo, desconocido hasta la fecha, solamente es visible mediante un microscopio electrónico (36.000X) y su tamaño es similar al de un virus mediano. Tiene capacidad de reproducción y parece un organismo micro-fúngico. En caso de que este dato se confirmara, sería el primer micro-fungus identificado por la ciencia. Existen pruebas de peso de que este agente infeccioso provoca enfermedades tanto a plantas como a mamíferos, una característica muy extraña.

Localización y concentración de patógenos

Este organismo se encuentra en altas concentraciones en los productos Roundup Ready tales como soja, maíz, piensos fermentados, así como en el interior de los estómagos del ganado porcino y placentas de ganado en general.

Vinculado a la aparición de enfermedades de plantas

El organismo es prolífico en plantas infectadas con dos enfermedades muy extendidas que están acabando con los rendimientos y los ingresos de los agricultores: el síndrome de muerte prematura (SDS) de la soja, y el denominado Goss´wilt del maíz. El patógeno también se encuentra en el agente causativo del SDS (Fusarium solani fsp glycines).

Relacionado con infertilidad animal

Las pruebas de laboratorio han confirmado la presencia de este organismo en una amplia variedad de ganado en el que se daban casos de abortos espontáneos e infertilidad. Los resultados preliminares de estudios que se están llevando a cabo también han sido capaces de reproducir abortos en estudios clínicos.

El patógeno podría explicar la frecuencia cada vez mayor de casos de infertilidad y abortos espontáneos registrada durante los últimos años entre el ganado de EEUU, ya sea bovino, porcino o equino. Recientes informes muestran unos índices de infertilidad de más del 20% en vacas, y el número de abortos espontáneos en el ganado alcanza el 45%.

Es decir, 450 de las 1.000 vacas preñadas alimentadas con salvado de trigo sufrieron abortos espontáneos. Durante el mismo periodo, ninguna de las 1.000 vacas del mismo rebaño que fueron criadas con heno sufrió un aborto. En aquellas que fueron alimentadas con salvado de trigo, que muy probablemente había sido tratado con glifosato, se confirmó  la presencia de altas concentraciones del patógeno.

Recomendaciones

Debido a la presencia de este nuevo patógeno animal en los cultivos Roundup Ready y a su asociación con enfermedades de plantas y animales que están alcanzando proporciones epidémicas, solicitamos la participación de la USDA en una investigación multidisciplinar, así como una inmediata moratoria sobre la liberalización de los cultivos RR hasta que la relación causa/efecto del glifosato y/o los cultivos RR pueda ser descartado como amenaza para los cultivos y la producción animal, así como para la salud humana.

Es urgente que se verifique si los efectos secundarios del glifosato pueden haber colaborado en el desarrollo de este patógeno, o permitido que cause un mayor daño a las plantas y animales debilitados. Existe una amplia documentación que demuestra que el glifosato ayuda al desarrollo de ciertos patógenos del sustrato y ya ha sido relacionado con más de 40 enfermedades de las plantas; además, este químico destruye las defensas de la planta y reduce la biodisponibilidad de nutrientes en los piensos, lo que a su vez provoca enfermedades en los animales. Para poder evaluar estos factores con propiedad, solicitamos acceso a los archivos más relevantes de la USDA.

Durante más de 50 años he estado estudiando los patógenos de las plantas. Nos encontramos ante un aumento sin precedentes de las enfermedades que afectan a plantas y animales. Este patógeno podría ser fundamental para entender y resolver este problema. El asunto requiere una atención inmediata, así como importantes recursos para evitar el colapso general de nuestra infraestructura agrícola.

Saludos cordiales,

COL (Ret.) Don M. Huber
Profesor Emérito, Purdue University
Coordinador APS, USDA National Plant Disease Recovery System (NPDRS)

Ver carta completa (en inglés) en: http://www.i-sis.org.uk/newPathogenInRoundupReadyGMCrops.php

Fuentes:
– RAPAL Uruguay
– Ladyverd.com

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?