"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

Consumo de gaseosa incrementa la incidencia de diabetes y enfermedad cardiaca

VIERNES, 5 de marzo (HealthDay News/DrTango)  El aumento en el consumo de refrescos azucarados contribuyó a 130,000 casos nuevos de diabetes, 14,000 casos nuevos de enfermedad cardiaca y 50,000 más años de vida con enfermedad cardiaca en la última década, de acuerdo con un estudio estadounidense reciente.

“El hallazgo sugiere que cualquier tipo de política que reduzca el consumo podría tener un beneficio de salud drástico”, aseveró la autora principal del estudio, la Dra. Kirsten Bibbins-Domingo, profesora asociada de medicina en la Universidad de California en San Francisco, que tenía previsto presentar el hallazgo el viernes durante la conferencia anual sobre Epidemiología y Prevención de la Enfermedad Cardiovascular de la American Heart Association en San Francisco.

El estudio utilizó una simulación computarizada de la enfermedad cardiaca a la que se aplicó otros factores de riesgo cardiovasculares como obesidad y consumo de sal en la dieta, explicó Bibbins-Domingo. “Probablemente subestimamos la incidencia, porque el aumento es considerable entre los jóvenes y nuestro modelo se centró en adultos a partir de los 35 años”, apuntó.

Una posible explicación es que la mayor incidencia de problemas cardiovasculares se debe al incremento creciente de la incidencia de diabetes, subrayó Bibbins-Domingo, aunque también el incremento en la obesidad podría ser responsable.

“Cualquiera que sea el mecanismo, estudios de gran tamaño sugieren que beber grandes cantidades de refrescos con azúcar tiene un efecto”, destacó. “Nadie discute que tomar estas bebidas con moderación esté bien, pero en la última década su consumo se ha disparado, mientras que el consumo de otras bebidas se ha reducido”.

Una declaración de Maureen Storey, vicepresidenta de políticas científicas de la American Beverage Association, apuntó que el estudio aún no ha sido publicado en una revista científica, y por tanto no se ha sometido a la revisión externa de científicos cualificados.

“Lo que sabemos ahora es que tanto la enfermedad cardiaca como la diabetes son afecciones complejas que no tienen una causa única ni tampoco una sola solución”, señaló Storey en la declaración, en la que destaca que las bebidas con azúcar no están consideradas como un factor de riesgo por la American Heart Association. “En cambio, necesitamos seguir educando a los estadounidenses sobre la importancia de equilibrar las calorías de los alimentos y bebidas que consumen con actividad física”.

Sin embargo, el estudio sí sugiere que cualquier tipo de política que reduzca el consumo podría tener un beneficio de salud, señaló Bibbins-Domingo. Una de esas políticas es gravar con impuestos las bebidas azucaradas, destacó. “La razón por la que existe un debate en torno al impuesto es porque las pruebas científicas en poblaciones han mostrado de forma constante que más de una bebida al día eleva el riesgo”, apuntó.

La American Heart Association recomienda limitar el consumo de bebidas azucaradas tales como las bebidas gaseosas, mientras existan “soluciones alternativas”, dijo el Dr. Robert H. Eckel, profesor de medicina de la Universidad de Colorado y ex presidente de la asociación.

“El jugo de la misma fruta es rico en nutrientes y su valor nutricional va mucho más allá de su contenido en carbohidratos”, explicó Eckel.

El consumo diario de azúcar recomendado consiste en apenas una lata de gaseosa con azúcar al día para los hombres y un poco menos para las mujeres, señaló.

Fuente: MediPlus

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?