"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

El humo del asado tiene toxinas que pueden absorberse por la piel

Cuando encienda la parrilla para tirar unos chinchulines, tenga cuidado: esos aromas tentadores conllevan un riesgo para la salud que se ha subestimado.

La carne a la parrilla cocinada a una temperatura alta puede producir sustancias que provocan cáncer llamadas hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP). Uno se puede exponer a unos niveles significativos de HAP simplemente al respirar el suave aroma de una parrillada.

Un nuevo estudio de China sugiere que dejar que la piel entre en contacto con los HAP cuando cocina la comida a la parrilla es incluso más nocivo que solo saborear el aroma. Y la ropa no le protegerá del todo contra ellos.

Los HAP pueden provocar una enfermedad pulmonar y mutaciones en el ADN, dijeron los investigadores. Aunque comer carne de la barbacoa es la fuente más habitual de exposición, simplemente estar parado cerca de una parrilla y respirar el aire contaminado con los HAP puede ser peligroso, han mostrado los estudios previos.

Para el último estudio, publicado el 23 de mayo en la revista Environmental Science & Technology, un equipo dirigido por Eddy Y. Zeng de la Universidad de Jinan examinó de cerca la exposición de la piel a los HAP del humo y las partículas desprendidos de la parrilla.

Los investigadores dividieron a los voluntarios en grupos basándose en varios niveles de exposición a los alimentos asados y al humo de la parrilla, según informa HealthDay.

Las muestras de orina revelaron que la mayor exposición a los HAP procedió de comer alimentos a la parrilla, pero el contacto con la piel quedó en segundo lugar, seguido de la inhalación del humo.

La ropa puede ayudar a protegerle del humo, pero solo durante un periodo corto, indicaron los investigadores en un comunicado de prensa de la revista. Cuando los tejidos se saturan con el humo contaminado, la piel puede absorber unos niveles altos de HAP.

Para reducir su exposición a estas sustancias tóxicas, los investigadores recomendaron lavar la ropa inmediatamente después de estar cerca de una parrilla.

Publicado por Montevideo Portal:
http://www.montevideo.com.uy/Mujer/Lo-unico-que-faltaba-el-humo-del-asado-tiene-toxinas-que-pueden-absorberse-por-la-piel-uc684190

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?