"Alimentos con luz"
"Snacks ricos y saludables siempre listos."
"Los verdes son ricos en clorofila, que renueva la sangre"
"Deliciosas recetas vivas gourmet"
"Sabores para cada momento"
Postres saludables sin harinas ni azúcar.

Las verduras y las frutas reducirían riesgo de accidente cerebrovascular y cardíaco en mujeres

Las dietas ricas en antioxidantes provenientes de frutas, verduras y granos integrales parecen reducir las probabilidades de accidente cerebrovascular (ACV) de una mujer, incluso aunque tenga antecedentes de enfermedad cardiaca, muestra una investigación reciente.

En el estudio sueco, que aparece en la edición del 1 de diciembre de la revista Stroke, participaron más de 31,000 mujeres sin enfermedad cardiaca además de casi 5,700 mujeres que tenían antecedentes de enfermedad del corazón. Las mujeres, que tenían entre 49 y 83 años de edad, recibieron un seguimiento promedio de 11.5 años (para el grupo sin enfermedad cardiaca) o de casi diez años (el grupo con enfermedad cardiaca).

En el seguimiento, ocurrieron más de 1,300 ACV en el grupo sin enfermedad cardiaca y más de 1,000 ACV en el grupo con enfermedad cardiaca.

Entonces, los investigadores usaron información sobre la dieta para determinar la “capacidad antioxidante total (CAT)” de las mujeres, una medida de la potencia de estos compuestos alimentarios para reducir enfermedades relacionadas con los “radicales libres” de las células. El daño celular provocado por los radicales libres puede llevar a inflamación, daño y endurecimiento de los vasos sanguíneos.

Entre las mujeres sin antecedentes de enfermedad cardiaca, las que presentaban los niveles más altos de antioxidantes alimentarios tenían 17 por ciento menos riesgo de ACV que las que presentaban los niveles más bajos.

Los beneficios se extendían a las mujeres que ya habían sufrido de enfermedad cardiaca. En ese grupo, las mujeres con los mayores niveles de capacidad antioxidante dietaria tenían un riesgo hasta 57 por ciento más bajo de accidente cerebrovascular hemorrágico que las que presentaban los niveles más bajos.

Según los autores del estudio, las frutas y las verduras contribuían alrededor del 50 por ciento de la capacidad antioxidante en las mujeres sin antecedentes de enfermedad cardiaca que tenían la CAT más elevada. También contribuían los granos integrales (18 por ciento), el té (16 por ciento) y el chocolate (5 por ciento).

Los autores del estudio anotaron que el efecto se sostuvo incluso tras tomar en cuenta otros factores que con frecuencia se correlacionan con las dietas sanas, como hacer ejercicio o evitar fumar.

“Comer alimentos ricos en antioxidantes podría reducir el riesgo de ACV al inhibir el estrés oxidativo y la inflamación”, apuntó en un comunicado de prensa de la revista la primera autora Susanne Rautiainen, estudiante doctoral del Instituto Karolinska, en Estocolmo. “Esto significa que las personas deben comer más alimentos como las frutas y las verduras, que contribuyen a la capacidad antioxidante total”.

Otras expertas estuvieron de acuerdo.

“Hace mucho sabemos que incluir antioxidantes en la dieta puede tener un efecto positivo en varias afecciones, y no hay desventajas de incluir más de estos alimentos en la dieta”, aseguró Karen Congro, nutricionista y directora del Programa de Bienestar de por Vida del Centro Hospitalario de Brooklyn en la ciudad de Nueva York.

“Sería muy útil evaluar estos hallazgos en un gran ensayo clínico para determinar cómo impacta una dieta rica en antioxidantes al accidente cerebrovascular”, añadió. “Dado que los antioxidantes son antiinflamatorios, incluirlos en la dieta puede tener un impacto positivo para las personas en riesgo de una variedad de afecciones”.

Y una experta cardiaca anotó que la dieta, no los complementos, podría seguir siendo la mejor fuente de antioxidantes.

“Esta dieta [saludable para el corazón] fue la más rica sobre todo en frutas y verduras, además de granos integrales, té y chocolate, cuya capacidad antioxidante, que incluye las vitaminas C y E, los carotinoides y los flavonoides, tiene un efecto beneficioso”, señaló la Dra. Suzanne Steinbaum, directora de mujeres y enfermedad cardiaca del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York. Anotó que aunque muchos ensayos anteriores “no mostraron un beneficio de los complementos antioxidantes, claramente una dieta rica en antioxidantes podría proveer protección contra la enfermedad cardiovascular”.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare

FUENTES: Karen Congro, R.D., CRN, nutritionist and director, Wellness for Life Program, The Brooklyn Hospital Center, New York City; Suzanne Steinbaum, M.D., director, women and heart disease, Lenox Hill Hospital, New York City; Stroke, news release, Dec. 1, 2011

Compartir en:
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Abrir Chat
1
¡Hola!...
Hola, ¿puedo ayudarte?